Sobre nosotros

Matos Carrasco

El Moses Mesoamerican Archive fue establecido oficialmente en el año 1984 gracias a la colaboración del historiador de las religiones David Carrasco, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma y el arqueoastrónomo Anthony Aveni. Una carta de introducción del muy respetado arqueólogo Pedro Armillas reunió primero a Carrasco y Matos en 1976, cuando Carrasco estaba realizado investigaciones de campo en México para sus estudios en la Universidad de Chicago y cuando Matos era Director de Monumentos Prehispánicos. Carrasco reconoció una cierta simetría en el primer libro de Matos, Muerte a filo de obsidiana (1975), entre la arqueología y la disciplina de la Historia de las Religiones en las maneras que el autor interpretó las prácticas de la muerte y el sacrificio entre los antiguos nahuas en la Cuenca de México. Este encuentro inició una colaboración continua de cuatro décadas entre el historiador de las religiones mexicano-americano y el arqueólogo mexicano que cambió la manera en que la arqueología colaborativa y científica se llevó a cabo en las Américas.

Aztec goddess Coyolxauhqui

Por la misma época, Carrasco se trasladó a la Universidad de Colorado en Boulder, donde comenzó a enseñar en el Departamento de Estudios Religiosos. Empezó a leer el trabajo del arqueoastrónomo de la Universidad de Colgate, Anthony Aveni, que estaba desarrollando un nuevo método para el estudio de la ciencia y la religión de los pueblos mesoamericanos que vendrían a buen término en su libro seminal, Skywatchers of Ancient Mexico (1980), publicado posteriormente en México como Observadores del cielo en el México antiguo (1991). En Colorado, Carrasco también se benefició enormemente de la asesoría y apoyo del historiador del arte John D. Hoag que habían desarrollado una impresionante biblioteca de diapositivas del arte del mundo para el Departamento de Bellas Artes, que incluye muchos ejemplos mesoamericanos. En 1978, cuando Matos se convirtió en el director de la excavación del Templo Mayor de Tenochtitlan, en el corazón del Centro Histórico de la Ciudad de México, invitó a Carrasco a unirse a su equipo científico interpretativo mientras descubrían sistemáticamente las estructuras ceremoniales centrales de la capital azteca, y ambos empezaron a organizar simposios interdisciplinarios dedicados a la comprensión de estos nuevos descubrimientos.

Moses

Poco tiempo después, Carrasco fue presentado a Raphael J. Moses, un abogado distinguido de los derechos acuáticos y un partidario de la Universidad de Colorado, que también valoraba las culturas mesoamericanas y tenía un interés particular en la cerámica maya. Cuando Carrasco explicó su plan para crear una serie de seminarios por diez años sobre la arqueología, la religión y la cultura mesoamericana, con el respaldo de Matos y Aveni, Moses convenció al presidente de la Universidad de Colorado, E. Gordon Gee, a unirse a él en la financiación de diez años de investigación y simposios patrocinados por el Mesoamerican Archive and Research Project a partir de 1984. Esta asociación de Carrasco, Matos, Aveni y Hoag en el lado académico, y Gee y Moses en el aspecto administrativo, tuvo como resultado cinco simposios innovadores y varias publicaciones durante el tiempo que Carrasco fue parte de la facultad de la Universidad de Colorado, abriendo nuevos caminos para la comprensión del mundo azteca. Esta asociación también llevó a la extraordinaria exposición, “Aztec: The World of Moctezuma” (Azteca: El mundo de Moctezuma), en el Museo de Historia Natural de Denver en el otoño de 1992 y la primavera de 1993 a la que asistieron cerca de 800.000 personas, entre ellas una respuesta entusiasta por parte de la población latina de Colorado.

En 1993, Carrasco se unió a la facultad en la Universidad de Princeton, donde el Archive fue reubicado bajo el nombre de “Raphael J. Moses Mesoamerican Archive and Research Project” con otra generosa contribución financiera de la familia Moses. En Princeton, el Moses Mesoamerican Archive siguió recibiendo apoyo financiero y logístico universitario, mientras que organizó simposios significativos y publicó libros revolucionarios. La publicación de estos libros fue facilitada por Luther Wilson, cuya dirección de la University Press of Colorado y la University of New Mexico Press dio lugar a la producción de más de cincuenta títulos sobre la religión y la sociedad mesoamericanas, varios de ellos considerados puntos de inflexión en el estudio de las ciudades, símbolos y paisajes rituales de Mesoamérica. Otros que jugaron un papel clave en el desarrollo de la agenda de investigación del Archive incluyen a Charles H. Long, H. B. Nicholson, Elizabeth H. Boone, Doris Heyden, Alfredo López Austin, Johanna Broda, Lindsay Jones, Lawrence G. Desmond, Philip P. Arnold y Scott Sessions.

En el año 2001, el Moses Mesoamerican Archive se trasladó a su ubicación actual en el Museo Peabody de Arqueología y Etnología en la Universidad de Harvard, donde continúa convocando simposios y talleres, elaborando publicaciones académicas y llevando a cabo su misión intelectual de la organización y difusión de nuevos conocimientos acerca de la historia de la religión y sociedad en Mesoamérica.